0 comments

Nerviosismo


Mis capacidades se han vuelto retraídas, tienen miedo de exponerse, de salir al mundo, hacer una venia, saludar y retirarse con decencia. Cuando intento expresarlas, el nerviosismo, que ya no es capaz de apoderarse de mi mente consciente, se incrusta astuto e imperceptible debajo de los procesos intelectuales que intento controlar.

Mis capacidades tienen un trastorno de ansiedad social: le temen a los demás, se temen a sí mismas. Y a veces sólo yo las he llegado a conocer. No soy capaz de demostrar que soy capaz, no puedo ser feliz haciendo un poco de exhibicionismo para seducir la realidad que trasciende mi propio espacio.

Alguien podrá decir que me engaño, que me invento una perfecta excusa para apestar en las cosas que intento destacar. Y soy tan torpe y tan desconocido para el mundo, que tal hipótesis sonaría bastante explicativa y razonable. Ese alguien diría que me he encapsulado en un autoengaño reforzador que me evita el dolor y la angustia de lidiar con una realidad que no estoy dispuesto a aceptar.

Xolotl Polo
Recuperando Memorias. Xolotl Polo. (Detalle). Acrílico sobre lienzo. 110 x 55 cm (55 x 55 cm c/u). 2014.
0 comments

Timidez

Si tan sólo pudiera borrar una centena de recuerdos y volver a ese estado característico en donde las energías, la buena disposición y una pizca de buena suerte se enredan en las cosas que hago, con una naturalidad tan asertiva y vitalizante.

Si tan sólo pudiera manifestarle al universo quién soy realmente, más allá de los errores, la falta de sueño, el nerviosismo y los malos días. ¿Por qué quedarme a solas con mis talentos, habilidades y destrezas, encerrado en mis pequeños mundos: mi habitación, mi vida virtual, mis sueños, mis pensamientos?

¿Por qué no es suficiente que mi personalidad sea tímida, sino que todo lo que me compone también lo sea? ¿Acaso la timidez se ha colado imperceptiblemente a lo largo y ancho de todo lo que soy?

Acrílico Xolotl Polo - Eres Esperanza
Eres Esperanza - Detalle. Xolotl Polo. Acrílico sobre lienzo. 140 x 70 cm
0 comments

Escribir

Estoy seguro que después de que haya terminado mi primer cuento o mi primera novela, seré un escritor distinto. Pero eso no ha sucedido, y no parece estar cerca de suceder. El inicio siempre es lo más difícil.

He pensado que si comienzo a escribir, las ideas se desplegarán solas y saldrán naturalmente. Quizá me he detenido demasiado tiempo en pre-fabricar una idea genial. Todo lo que debo hacer es fabricarla progresivamente con la cadencia de las teclas de este computador. Comenzar de la nada, comenzar diciendo nada, escribir tonterías y cosas sin sentido. Pensamientos demasiado encadenados y pensamientos demasiado sueltos.

Es posible que al final los párrafos sean sólo sueños, pensamientos e ideas absurdas. Pero habré escrito algo. Y quizá un 10% sea valioso. Quizá, luego de diez mil palabras encuentre una idea perfecta. Quizá no la encuentre nunca, pero lo habré intentado y habré hecho algo.

El inicio es lo más difícil
Xolotl Polo

Recibe mis poemas por correo al instante

 
;